Mi historia - Infoempresario Pro

Mi historia

Hola, soy Fernando Morón, y te doy la bienvenida a Infoempresario Pro.

Quiero adivinar lo que pueda estar pasando por tu mente en estos momentos. Puedo leer expresiones como:

– (Una expresión muy positiva) ¡Uy, qué chulo está ese hombre! Seguro gana miles de dólares y camina en su Ferrari rumbo a su mansión en Miami.

– (La otra expresión menos positiva y digamos más despectiva) Ahí está el nuevo vende-humos del momento. Seguro está aquí para vendernos alguna fórmula mágica para ganar dinero rápidamente, o ganar dinero mientras duermes, cuándo no tiene donde caerse muerto y vive estafando a la gente.

¡Ni lo uno ni lo otro! No gano miles de dólares, ni camino en Ferrari, ni tengo una mansión en Miami. Soy una persona que al igual que todos, se gana la vida, trabajando duro. Tanto en el área de Ventas en una importante empresa, y paralelamente (y cada vez más) vivo de mis ingresos por la Venta de mis Infoproductos (e-books, sitios de membresía) y como afiliado de otros Infoproductos. 

Tampoco soy un nuevo Gurú de los Negocios por Internet o alguien que te ofrece ganar dinero fácil. No, estoy aquí para decirte (lamentablemente) que para construir un negocio sólido en Internet, hay que trabajar duro, los primeros meses (como cuándo se emprende un negocio físico) y ya luego vas teniendo cada vez más tiempo libre, y más ingresos. No te vendo contenido vacío por cientos de dólares (de hecho, tienes para consultar de manera gratis todo un Curso de 30 lecciones para Crear y Vender tu Infoproducto).

Así que, en resumidas cuentas, no quiero ponerme por encima de nadie, ni mucho menos. Estoy aquí para compartirte todo lo que aprendí a lo largo de estos años. Tengo 31 años, nací en Santa Cruz, Bolivia. Soy esposo de una mujer maravillosa y padre de un hijo hermoso de 3 años. Reparto mi tiempo entre mi vida familiar, mi trabajo, la atención a mis clientes de mis infoproductos y ahora estoy plenamente enfocado en Infoempresario Pro.

Sin embargo, llegar hasta aquí y seguir caminando hacia adelante, no ha sido fácil, como todos en la vida. Es por eso que quiero compartirte algunos pasajes de mi historia, con la finalidad de que te sirvan de motivación, y que sigas adelante en tu proyecto de vida, y en tus objetivos de tener ingresos adicionales para cumplir algunos de tus sueños.

De Guardia de Seguridad a Ejecutivo Bancario

Era el año 2007. Me fui a estudiar Psicología a otra ciudad del país y  a vivir de manera independiente. Tenía que buscar un trabajo para poder sobrevivir. El trabajo más rápido que conseguí fue de Guardia de Seguridad. Estudiaba de día y trabajaba de noche. 

Hasta ahí, todo normal. Sin embargo, siendo estudiante y gracias a un amigo que conocí, me dijo que postulara al Banco, para poder trabajar como transcriptor de datos. A partir de aquí, mi vida fue yendo para bien, fui subiendo varios cargos y luego fui Ejecutivo de Ventas, tanto en el área de Banca Personas y luego en el área de Banca Negocios.

Todo bien hasta ahí (y una vida normal como la de muchos). Hasta entonces pasaron varios años de antigüedad, ya me había casado y mi hijo tenía apenas 3 meses. Un día de mala suerte (que te lo cuento aquí) y me vi obligado a renunciar y a quedar en la calle. 

Esto que había leído en los libros de que un trabajo no era seguro, y que era mejor tener ingresos pasivos, se aplicó dramáticamente en mi vida. ¿Qué iba a hacer después?

Un negocio que nace de la necesidad

No me quedaba otra alternativa. Un año antes de renunciar ya había escrito un infoproducto (mi e-book "Como Prospectar con Éxito"), ya había tenido un blog gratuito en donde escribía artículos, y comenzaba un par de sitios webs. 

Recuerdo bien que me fui a un lugar solitario, y allí al tiempo que me sacaba las lágrimas, iba diseñando mi catálogo de productos. Iba a ofrecer sitios webs (aunque me cueste día y noche aprender a diseñarlo, y aunque no haya estudiado programación, yo estaba dispuesto a hacerlo). 

Al siguiente día, salí a buscar clientes, me sorprendió saber que los primeros que me dieron la mano, en esos momentos difíciles, fueron mis clientes del Banco. Creyeron en mi y confiaron su sitio web en mi persona. Paralelamente, también conseguía clientes a través de Internet (como freelance) y el negocio se iba expandiendo.

Ya no trabajaba desde mi casa, logré alquilar una oficina en la Ciudad, y tenía personas a mi cargo, parecía que el camino estaba marcado hacia ser una agencia de Marketing Digital creciente. (mientras tanto seguía aprendiendo más sobre Vender por Internet, mi infoproducto)

El día que toqué fondo

Y cuándo parecía que ya superaba el trauma de haber quedado sin trabajo y apostaba por las maravillas de tener un negocio propio, no tomé los recaudos que debe tomar una start up, y me contrataron para un trabajo de 5 mil dólares. Ya antes había trabajado con ese cliente, así que tuve la confianza de realizar el trabajo, y conseguir capital para ello. Otra cosa que me brindaba confianza para realizar el trabajo y tener el pago seguro, era que una empresa intermediaria confiable se constituía en el ente que guardaba el dinero como garantía, hasta termianr el trabajo.

Y ya cuando estaba todo listo, cuándo se realizó la entrega del proyecto, viene un contra-cargo por parte del cliente y me deja knock-out. Vano fueron los intentos para recuperar ese dinero. La estafa ya estaba hecha, y yo estaba quebrado. El Banco venía por mi, por las deudas. El personal me exigía lógicamente sus salarios. La dueña de la oficina pedía sus alquileres y habían muchos otros gastos para cubrir. No te digo ya, si me alcanzaba siquiera para comprar leche a mi hijo, y los pañales, y sus controles médicos, etc. Se escribe fácil, pero la viví difícil, muy difícil.

Encontré un poco de respiro, porque volví a trabajar como Vendedor, era ejecutivo de ventas de autos y poco a poco iba cubriendo los daños que dejó la catástrofe de la quiebra de mi negocio. Pagué a los ex-empleados, y otras deudas. También me dedicaba más fuertemente a poner contenido en mi web Escuela del Vendedor, y creé un sitio de membresía que ya tenía más de 40 inscritos, y que pagaban 7 usd mensuales.

Sin embargo, no podía cubrir todavía la deuda del Banco, vinieron más fuerte a cobrar, los problemas de pareja se acentuaron y cuándo más fuerte apretaba el Banco (cuentas congeladas y otras medidas), vino la separación con mi esposa y mi hijo.

Ahora sí, ya tocaba más fondo que nunca.

El Año Sabático

Como estaba solo en la ciudad a la que vine a estudiar y luego formé mi familia, decidí volver a la casa de mis padres, hasta que principalmente me pase la depresión de no estar cerca de mi hijo (recordar los momentos en qué estaba en el vientre de su madre, recordar la primera vez que el doctor me lo presentó y lo cargué en mis brazos, todos los días que estuve junto a él y que iba acompañando su crecimiento y muchas otras cosas más...hacían que sintiera que el mundo se me derrumbara.

Continué poniendo más esfuerzo en mis infoproductos: Como Prospectar con Éxito, Sitio de Membresía Escuela del Vendedor, y éste último que me generaba más ingresos pasivos, se vio interrumpido porque bloquearon mi cuenta dónde recibía los pagos. Otra piedra que se presentaba en el camino, pero que tampoco iba a ser impedimento para seguir adelante en mi proyecto de Ganar Dinero por Internet.

Un cierto día, Cris Urzúa (un personaje famoso en internet) me contacta para que promocione el lanzamiento de uno de sus Cursos Estrellas. Asumí el reto, le puse mucha garra, corazón en el lanzamiento, y fue la primera vez que logré ganar más de 4 cifras en Internet (lógicamente mucho aprendizaje en el camino)

Luego di con la plataforma correcta para entregar mis infoproductos, para procesar el pago, y para recibir los ingresos de mis ventas, directamente en el cajero automático. El Sistema para Vender por Internet, que me costó tantos años en desarrollarlo, ya estaba montado. Sólo habría que ejecutarlo algunas veces más, validarlo, y seguir implementándolo en otros sitios para que genere más ingresos.

Promocioné otro famoso infoproducto en Internet de Luis Eduardo Barón, con resultados similares, e incluso con una estrategia más pulida. Incursioné en nichos que dejan ingresos constantes, pero con los cuáles mantengo un perfil bajo. Y también genera ventas.

En la Actualidad

Gracias a Dios, pude volver con mi familia, ahora estamos muy bien con mi esposa y mi hijo, nuevamente juntos para salir adelante. Trabajo como Ejecutivo de Ventas, principalmente para seguir activo en temas de persuasión, negociación, cierres de ventas y poder enseñar esos temas con mi infoproducto Club de Vendedores (y no vender algo que no practico). Y sigo generando ingresos con infoproductos, ingresos que ya superan a mi sueldo actual y que próximamente pasarán a ser mi actividad principal.

Tal como hice con mi mundo en las Ventas, estoy aquí para compartirte todos mis secretos, estrategias, y todo el Sistema para Vender por Internet, y que te ahorrarán 10 años de esfuerzo, te ahorrarán 10 años en la Curva de Aprendizaje. Es un sistema que te permite generar ingresos por ventas de tu infoproducto, en el tercer mes o menos, dependiendo de tu esfuerzo.

Puedes empezar por el Curso Gratis, dando click acá.

O directamente comenzar con todo, y unirte a mi Entrenamiento Personalizado Infoempresario Pro, desde acá.